miércoles, 6 de marzo de 2013

Pendientes y pulseras originales con aros reutilizados

Hola de nuevo urraquitas!!!

Hoy traigo otro DIY de complementos, es una forma divertida y original de reutilizar los pendientes de aro viejos (de esos que se nos han oxidado un poquito) o que no nos gustan bien por su color o por su tamaño.
Ya sabéis que hubo una temporada en la que se llevaban los aros de tamaños muy grandes y de muchos colores y seguro que todavía tenemos algunos rondando por casa.



Yo os propongo una pulsera en colores muy primaverales que me he hecho para un vestido. Y...si, no sé si se aprecia en las fotos pero es uno de esos pendientes grandes de aro. A mi incluso me queda un poco grande.
Podéis hacerlo de un solo color o mezclar lo que más os guste y no necesitáis utilizar ninguna técnica para tejer con abalorios ni nada.






Esta la he recubierto entera, pero los pendientes que os enseño ahora los he dejado a la mitad porque me gustaba como quedaba el contraste con el color del aro. Son muy parecidos a los que saca Esfera esta temporada primavera-verano.






Tenéis muchas posibilidades de colores, son muy baratos y fáciles de hacer.


Los materiales son los siguientes:
  • Unos pendientes de aro metálicos (que sean malillos, no estropeéis unos de oro o plata) de colores o como queráis.
  • Un paquete de bolitas pequeñas, rocalla o como lo queráis llamar. Yo lo he conseguido en un chino por  0,90 € y venían un montón de colores, pero también podéis comprar lo en cualquier mercería del color que queráis (que serán de mejor calidad).
  • Hilo metálico (pero que sea hilo, no alambre). Igual, lo tenéis en varios colores y es fácil de encontrar. el mío me costó 0,75 € y vienen 3 metros.
  • Tijeras (no hace falta que sean especiales porque este hilo se corta muy bien) y pegamento fuerte.


El procedimiento es bastante simple:
  1. Cortamos un trozo de hilo metálico. Para la pulsera he utilizado un metro más o menos y para los pendientes unos 50 cm para cada uno. Eso depende de como sean vuestros aros de grandes y de si los vais a recubrir enteros o no. De todas formas si os quedáis cortas no os preocupéis, se puede empalmar otro trozo y con las bolitas no se verá.
  2. Enrollamos cerca de 1 cm o 1,5 cm alrededor del aro por donde queramos empezar a forrar. Para fijarlo y que no se nos mueva nunca más echadle un poquito de pegamento del fuerte y dejadlo secar unos minutos.
  3. Metemos las bolitas por hilo. Os recomiendo que las vayáis metiendo descolocadas, sin seguir ningún orden, porque luego se van a descolocar y además quedará mejor.
  4. Las apretamos bien y comenzamos a enrollar alrededor del pendiente. Vamos apretándolas bien teniendo cuidado de que no se quede ningún espacio libre en ninguna vuelta. Por esto, cuanto más pequeñas sean las bolitas mejor quedará.
  5. Cuando hayamos rellenado todo el pendiente o la longitud que queríamos, enrollamos el alambre como al principio, lo metemos hacia dentro para que quede oculto debajo de las bolitas y fijamos con pegamento. Por último, colocamos toda la espiral para que no queden huecos y no se vea el hilo.

¡¡Y LISTO!!
Quedan así de bonitos y no pesan nada (ya sabéis que no puedo llevar pendientes que pesen)

¡Se me ocurren un sinfín de colores y posibilidades! por ejemplo en negro, con algunas bolitas plateadas o doradas.

Espero que os haya gustado.

Hasta la próxima....;)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...