miércoles, 10 de julio de 2013

CLUTCH o BOLSO DE MANO barato y original

Hola urraquit@s!

Hoy voy a empezar pidiendo disculpas si este post queda un poquito largo. Pero es que a la hora de explicarlo quiero que quede todo muy claro.

Vamos con una cartera o bolso de mano o clutch (o como lo queráis llamar), que está tan de moda ahora.
Prometo subir más, con otras técnicas, pero he estado haciendo dos estos días con esta técnica y, la verdad, es que salen bastante chulos.



































Puede parecer un poco engorroso porque yo os voy a enseñar algunas cosas en las que me equivoqué. Pero si seguís mis consejos, es muy sencillo y sobre todo, muy muy económico.



Vamos a necesitar:





Si queréis podéis utilizar también pegamento de barra para algún paso pero no es necesario.

El palito es mejor fino porque así el bolso queda más bonito.

También necesitáis unas pinzas de la ropa, que os serán muy útiles para cuando hay que pegar alguna esquina rebelde.



PASO A PASO:

Lo primero que hacemos es cortar las hojas de periódico o del panfleto de propaganda. Yo para el primero las corté por la mitad, es decir, justo por donde se unen, se me quedaron casi cuadradas. Para el segundo las corte de forma horizontal, dejando el pliegue en medio, de forma que me quedaron unos rectángulos menos anchos pero más largos.

Cogemos ahora nuestro palito y lo ponemos en la esquina, un poco tumbado y empezamos a enrollar. No apretéis mucho los rollos porque si no será muy difícil manejarlos. Cuando estéis llegando al final, aplicad un poquito de pegamento o de cola en la esquina para que no se deshagan.





































Yo he utilizado 52 rollos para cada bolso, pero todo depende de cómo lo queráis hacer de grande.



Cuando los tengáis todos, hay que aplastarlos con ayuda de la uña o con el mango de la tijera para que queden más planitos y los podamos unir mejor.



Truquito: según mi experiencia, sale mejor con rectángulos de papel menos anchos porque quedan más maleables. Aunque penséis que cuanto más gorditos y apretaditos más resistente quedará el bolso, no es así, porque a la hora de doblarlo pueden rajarse.






Tenéis que pensar cómo vais a querer el bolso de ancho. Colocad los rollos juntos, a la misma altura, tantos como ancho queráis el bolso. Tened en cuenta que después quedará un poquito más ancho al entrelazar los rollos.
















Para que no se muevan, les colocamos en las puntas una tira de celo que nos permita tenerlos unidos todos entre sí y a la mesa.

Hay que ir metiendo las tiras entrelazadas (una por encima y una por debajo), para eso, es mejor  ir levantando hacia el otro lado las tiras sujetas con el celo de forma alternativa, como se ve en la foto.

Colocad la tira encima de las que están bajadas y bajar las que habíamos vuelto.
Id aplicando cola disuelta con un poco de agua (1/2 cola, 1/2 agua) en las uniones entre tiras.

Y así, vamos entrelazando con cuidado de no torcernos e intentando que no quede ningún agujerito.






Truquito: como veréis en la imágenes el segundo bolso lo hice en otra mesa, con otro mantel con cuadros de flores. Os aconsejo que lo realicéis encima de algo con cuadrícula para que no se os vaya torciendo según lo vais tejiendo.










Cuando tengamos el largo deseado (tened en cuenta que hay que contar el alto del bolso dos veces y la solapa), hay que cortar las puntas sobrantes para que nos quede un rectángulo.


Bueno, el primer bolso que hice, me salió bastante torcido. Pero al doblarlo me di cuenta que la solapa quedaba muy graciosa desigual, así que la dejé como estaba.
En el segundo bolso, el rectángulo quedó bastante recto, pero me pareció divertido cortarle cuadraditos haciéndole una forma de sobre en la solapa.







Una vez recortados todos los sobrantes lo que vamos a hacer es hacer unos rollitos de papel más anchos y sueltos aplastados y colocarlos en los bordes a modo de remate, con ayuda de la cola.



Ahora vamos a coger nuestra mezcla de cola y agua a partes iguales y con un pincel lo aplicamos por una de las caras. Con dos capas sobra. Ésa será la parte de dentro.



La cola se le da para que quede bien sellado todo y para impermeabilizar.






Recordad ir poniendo pinzas en las esquinas más rebeldes o que queráis asegurar mejor.




Antes de darle la cola por la parte de fuera, mi consejo es que le pongamos la tela.


En el primer bolso pegué un rectángulo de fieltro (con ayuda de pegamento para tela o pegamento fuerte) que cubriera toda la cara interior del bolso.


En el segundo bolso, hice lo mismo con un trozo de tela blanca pero le añadí unos rectángulos en los laterales para que se abriera mejor y pudiera meter bien la mano. También coloqué una foto de periódico que me gusto en la parte de dentro de la solapa.







Podéis pegar la tela con pegamento fuerte, con silicona e incluso, si se os resiste, podéis utilizar una grapadora para los bordes. Las grapas las podemos tapar con los remates.


Una vez puesta la tela, doblamos el bolso a nuestro gusto y ya podemos ponerle otras dos capas de cola.



El primer bolso, una vez seco, lo pinté con pintura en spray negra y los remates con un esmalte de uñas verde oscuro.


El segundo lo dejé tal cual, me gustó tanto como quedaba sin pintar... Queda muy original. Pero si os da miedo, podéis utilizar un barniz mate en spray o como queráis.








Consejo: no lo pintéis con pintura en spray o alguna fuerte porque luego no hay quien le quite el olor. El esmalte de uñas queda igual de bien y el olor se pierde enseguida. Mi consejo es que cojáis vuestros esmaltes viejos y les deis una salida.
















Por último hay que colocarle el trocito de velcro.






























¡Y ya está!



























Podéis pintarlo como queráis y añadirle los detalles que queráis (flores, colgantes, plumas, cadenas...)





Quedan muy bonitos y llamativos.












































A mi, si os digo la verdad me gusta mucho más el segundo. Ese toque de papel de periódico no se ve mucho por la calle y queda muy original. Lo llevo mucho por el día, va con cualquier color. Si queréis un toque más especial, aplicadle barniz en spray, quedará brillante.


Son fáciles de llevar, a penas pesan y son rígidos.
































Espero que os haya gustado y que no se os haya hecho muy largo.

Besos,


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...