viernes, 20 de septiembre de 2013

Mi musaka baja en calorías / My musaka light

Hola urraquit@s!!!

Siento no haber publicado la semana pasada, pero es que llevo unos días organizándome y preparando cositas porque en unos días... ¡vuelvo a la universidad! Sí, ya que lo de conseguir trabajo está un poco complicado, me voy a meter de lleno otra vez, a ver si ampliando un poquito los estudios tengo más suerte.

Pero bueno, dicho esto, vamos a hablar del menú de hoy: Musaka.


He de decir que es una musaka muy especial, tampoco es súper light, pero tiene menos calorías que la receta original griega. Además, es mucho más vegetariana, no lleva carne.



Ya sabéis que yo soy poco carnívora y, teniendo en cuenta que la vuelta del verano siempre suele ir acompañada de unos kilitos de más, he decidido hacerla con más verdura, con menos aceite (las berenjenas no las vamos a freír) y sin carne. Las proteínas ya se las pondremos con el huevo.

Es un plato sencillísimo y, ahora que voy a tener menos tiempo, va a ser el menú de muchos días.



Estos son los ingredientes para 4 personas, aunque yo esta vez lo he hecho para dos, por si veis algo raro.


2 berenjenas.
2 cebollas medianas.
1 pimiento (opcional)
Tomate frito o al natural triturado.
30 gr de harina.
20 gr de margarina.
Leche.
1 huevo.
Un poquito de queso manchego o queso para rallar.
Sal, pimienta y albahaca.
Cuatro cucharadas de aceite de oliva.





PREPARACIÓN:

Lo primero que vamos a hacer es lavar y cortar las berenjenas en rodajas de medio centímetro de grosor. Las colocamos en un escurridor, le echamos sal y dejamos reposar durante media hora. Esto es para que suelte el amargor.


Mientras vamos a hacer el sofrito. Picamos las cebollas y el pimiento (yo he utilizado un trocito de pimiento rojo y otro de verde).
La Musaka no lleva pimiento pero como no le vamos a echar carne...


Ponemos el aceite de oliva y echamos todo junto, a fuego medio-fuerte, cuidado que no se nos queme. Salpimentamos.





Cuando esté todo pochadito le echamos el tomate, la cantidad va al gusto.







Tened en cuenta que si es triturado natural, tendréis que corregir la acidez con azúcar.








Lo tenemos de 2 a 5 minutitos, echamos la albahaca y reservamos.







Ahora vamos con la bechamel.


Ponemos a fuego fuerte la margarina.



















Una vez derretida, ponemos la harina y la freimos durante unos dos minutos.








Cuando este tostada (¡ojo! no quemada), retiramos del fuego y vamos echando la leche fría a poquitos, sin dejar de remover.












Ponemos otra vez al fuego y continuamos removiendo y echando leche hasta que la tengamos a nuestro gusto. Salpimentamos y dejamos enfriar.









Cuando enfríe, batimos los huevos y los mezclamos con la bechamel.















Las berenjenas no las vamos a freír, es una verdura que absorbe mucho aceite.

Las secamos con papel absorbente y las metemos en un bol con un chorrito de agua. Tapamos el bol con film resistente y lo metemos en el microondas a potencia máxima durante 7 minutos.


Cuando estén las sacamos, escurrimos y dejamos enfriar.



Y ahora vamos a montar nuestra Musaka.

Ponemos una primera capa de berenjena en nuestro molde, después otra con nuestro sofrito, una tercera capa de berenjena y, por último, cubrimos todo con nuestra bechamel con huevo.





















Para finalizar, rallamos un poquito de queso y metemos al horno a unos 220º C, por arriba hasta que esté doradita.





¡Listo!



Ya tenemos un platazo, que nos alimenta un montón y engorda mucho menos que la receta original.



Espero que la probéis, está buenísima.


¡Que paséis un muy buen fin de semana!

Millones de besos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...